¿Protegemos nuestro patrimonio rural?

Al patrimonio rural se le suele tildar de «patrimonio menor», pero su contribución a la identidad del territorio es tan grande que no debería ser menospreciado. Especial relevancia tienen todos los elementos relacionados con la actividad agrícola (molinos, eras, hornos, lagares), los elementos relacionados con la ganadería (gañanías, corrales y majadas), los elementos relacionados con el agua (madres del agua, galerías, pozos, estanques, lavaderos). Y aunque de carácter intangible, los elementos del patrimonio relacionados con la cultura y sabiduría tradicional, como son los oficios y habilidades, la tradición oral, el folclore, la gastronomía, los juegos tradicionales, las fiestas, etc., que mantienen un fuerte arraigo en la población de la Isla.
Todo esto conforma la identidad de una localidad y de sus gentes y al fin y a la postre es lo que le da un valor especial a un entorno, sobre todo desde el ámbito del desarrollo turístico.

La puesta en valor del patrimonio rural adopta formas cada vez más diversas recuperación, investigación, divulgación, educación pero a veces se nos olvida lo más evidente que tiene que ver con la conservación de aquello que tenemos. En nuestra dehesa Monteporrino podemos ver el estado de algunas majadas.

Es una pena que permanezcamos impasivos mientras se deterioran estas majadas (muy cerca del pilar " El Guijo”) y con el paso del tiempo tengamos que aprobar presupuestos extraordinarios para recuperar el patrimonio arquitectónico rural.

Estas fotografías y la alerta que conllevan las ha enviado nuestro paisano Manolo Corrales, gran andador y conocedor de nuestro entorno y de su valor (o lo que va quedando del mismo)














Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Tiene cojonesssss, anda que dejarse perder estas cosas es propio de zoquetes.

A ver si dedicamos algún dinerito del paro para estos menesteres y nos dejamos de malgastar el dinero publico en sandeces.
Anónimo ha dicho que…
A ver si haceis como los entrañables pilares desaparecidos. Primero dejais que se deterioren, luego argumentando que no merece la pena mantenerlos y que afean el entorno los quitais y para terminar os gastais el dinero en monolitos o fuentes como la de la Jauga. Manda huevos parbá de analfabetos, asi como vais a revalorizar el patrimonio de salvaleón!!!!!!!!

Entradas populares