Manuel Torrado

Mi familia, en este caso mi madre, era una rica heredera descendiente de los hacendados más connotados de Salvaleón desde siempre. No solo cerdos sino ganado vacuno y plantaciones de alcornoques, de donde se saca el corcho, era lo que se producía en las fincas de “La Pizarra”, “Vaciatroje” y “El Mayordomo”, por citar tres. En 1870 fue fundado el balneario “La Herrería”, de aguas ferruginosas, declarado de utilidad pública por el rey Alfonso XIII. Eso era de mi familia. Allí nos alojábamos todos los fines de semana. Yo era el tercero de 8 hermanos y mis primeros recuerdos de infancia son que yo quería ser misionero y por ende “mártir de las Indias”.

Documento integro descargar en la comunidad de amigosdelporrino.

Comentarios

Entradas populares