Los gigantes extremeños

Hoy, 5 de junio, es el Día Mundial del Medio Ambiente. Nosotros, los extremeños, contamos con el privilegio de de ser una de las regiones europeas con mayor número de árboles, hasta seis millones, por lo que tocamos a seis árboles por habitante. Pero, entre todos ellos, destacan los verdaderos dinosaurios vegetales, nuestros árboles gigantes. Fue en Segura de Toro, al norte de la provincia de Cáceres, en los famosos Castaños del Temblar, la zona cero de protección de árboles singulares, donde gestó la idea el biólogo e insigne botánico Diosdado Simón Villares , mi querido hermano, fallecido hace nueve años, de inventariar a los árboles gigantes extremeños, con la edición del libro Arboles Notables de Extremadura ; diez años, 1987-1997, fue los que tardó en patearse Extremadura, para que después, el entonces presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra , le dedicase multitud de elogios en la presentación del libro que tuvo lugar en Mérida, en aquella primavera de 1998, en el Prólogo del Libro de Arboles Notables de Extremadura: "Los extremeños tenemos la responsabilidad de proteger, restaurar, mejorar y conservar para las generaciones futuras un valiosísimo e irrepetible patrimonio natural. Durante años se degradó con el olvido, durante años se conservó porque estaba en una tierra olvidada. Una parte fundamental de este patrimonio lo constituyen nuestros bosques y , de un modo particular, algunos de sus componentes vegetales más representativos: los árboles. Repartidos por toda Extremadura en las sierras, los llanos o las riberas, escondidos en lugares inaccesibles o sin advertirlo, a nuestro lado, existen algunos ejemplares singulares y monumentales. Una sociedad que quiere conquistar su futuro piensa en los jóvenes, en su formación y en su enraizamiento en Extremadura como clave de transformación. Una sociedad que quiere reconocerse en ese futuro apuesta por la preservación de su patrimonio natural y , de modo especial, por aquellos elementos que mejor lo simbolizan, los árboles notables; te doy las gracias Diosdado, en nombre de todos los extremeños, por sacar a la luz estos tesoros vegetales".

El 9 de abril de 1999 se publica en el DOE una resolución de la Dirección General de Medio Ambiente, relativa al inicio del procedimiento de declaración de determinados árboles singulares en la Comunidad Autónoma de Extremadura, siendo Manuel Sánchez Pérez el director general de Medio Ambiente; se le encarga a Diosdado un primer avance de posibles árboles para proteger, él escoge once ejemplares de distintos puntos de nuestra comunidad: Encina Terrona (Zarza Montánchez), Encina Marquesa (Navalmoral), Roble del Acarreadero (Cabezabellosa), Tejos del Cerezal (Nuñomoral), Enebro de Las Mestas, Castaños el Abuelo (Cañamero), Alcornoque La Fresneda (Aldeanueva), Castaño Corbiche (Casas de Monte), Alcornoque El Abuelo (El Toril), Alcornoque El Abuelo (Alburquerque) y los Castaños del Temblar (Segura de Toro).

Desgraciadamente Diosdado fallece en la primavera de 2002, el 28 de abril, a los 47 años de edad. Decía Plinio , el viejo: qué amarga y cruel resulta la prematura muerte de aquellos que preparan algo inmortal; pero la Junta de Extremadura ya tiene en su poder los informes necesarios para acometer la declaración de más árboles singulares.

XY ASIx el 25 de mayo de 2004 aparece publicado en el DOE, el Decreto 76/2004 de 18 de mayo por el que se declaran 18 nuevos árboles singulares de Extremadura, siendo José Luís Quintana Alvarez el consejero de Agricultura y Medio Ambiente, ellos son: El Abedular del Puerto de Honduras ( Gargantilla), el Roble del Puerto de Honduras, Lorera de la Trucha (Alía), Ciprés Calvo de la Mimbre (Fregenal de la Sierra. Badajoz), Roble Grande de la Solana (Barrado), Roble de La Nava (Berzocana), Quejigos del Chorrero (Salvaleón. Badajoz), Alcornoque de los Galaperales (Bodonal de la Sierra), Cedro de Gata (Gata), Encina La Nieta (Torre de Santa María), Alcornoque El Abuelo (El Toril), El Pino de Aldeanueva (Aldeanueva de la Vera), Castaños de las Calabazas (Castañar de Ibor), Plátano del Vivero (Coria), Olivo de La Tapada en el paraje de los Carrascales de la Morera (Badajoz). Almez del Lugar Nuevo (Serradilla). Madroñera de Guilarroblanco (Pinofranqueado). Olmeda de los Baselisos (Maguilla).

La Junta de Extremadura publica en el DOE del 14 de junio de 2005 el Decreto 140/2005 de 10 de junio por el que se declaran cuatro nuevos Arboles Singulares de Extremadura: Encina la Solana o de Sebastián (Valdefuentes), Magnolia de los Durán (Villanueva de la Sierra), Olmos de la Ermita de Belén (Cabeza del Buey, Badajoz) y la Encina del El Romo o Encina Madre (El Romo. Badajoz).

Finalmente la Junta de Extremadura publica en el DOE del 17 de enero de 2006 el Decreto 5/2006 de 10 de enero, se declaran 5 nuevos Arboles Singulares de Extremadura: Castaños de Condelobo (Casas del Castañar), Castaños de la Fuente de la Escobanchas (Casas del Castañar) y Castaños de los Realengos (Casas del Castañar).

De los seis millones de árboles, tenemos protegidos 35 unidades; 30 en la provincia de Cáceres y 5 la de Badajoz. Desgraciadamente murió la encina La Marquesa, en Navalmoral de la Mata.

Amigo lector, quizás , cuando alguna vez lo hayas perdido todo, los árboles siempre te devuelven algún regalo.

El Periodico Extremadura 5/06/2011

Comentarios

Entradas populares