Peregrinación a la Ermita de la Virgen de los Remedios 2013 (Fregenal de la Sierra)

Leyenda:

Cuenta una leyenda que en los primeros siglos de nuestra era una virgen había sido objeto de culto en unos parajes próximos al arroyo de la Parrilla, en lo que hoy es término de Fregenal. Con motivo de la invasión árabe, la imagen fue ocultada para salvarla de las seguras profanaciones. Tanto el escondite como la ocultación fueron olvidados con el paso de los años. Tras la reconquista, un pastor apacentaba su ganado junto al Cerro del Rodeo y, como intentara voltear una piedra que le sirviera de asiento, ésta se hundió, apareciendo ante sus ojos un pozo repleto de agua y, flotando sobre el líquido, una pequeña talla de madera. La guardó en el zurrón y marchó a la choza para regalársela a su hija. Cuando fue a sacarla, la "muñeca" había desaparecido. A la mañana siguiente comprobaría que la imagen estaba nuevamente sobre el agua del pozo. Dos veces más la recogería, esfumándose en ambas ocasiones y apareciendo en la misma forma y lugar.
El clero y personas importantes en la villa, inducidos por los relatos del pastor, se acercaron hasta el pozo y, comprobando que la "muñeca" no era otra que la Virgen, decidieron construir una ermita en su honor. Comenzaron las obras en un sitio que consideraban apropiado, más los muros levantados durante el día se desmoronaban por la noche sin causa justificada. Buscaron otra ubicación, pero sucedió lo mismo. Y así hasta que comprendieron que la Virgen quería su santuario junto al pozo en el que se había manifestado. De esta manera volvió a ser venerada en el mismo sitio que ya lo fue a la venida de los musulmanes.
Otra versión: La Virgen se le apareció a un pastor cerca del santuario de la Virgen de los Remedios. Y, claro, como era una muñeca la cogió y se la entró en la manga de la chaqueta para llevársela a la niña que tenía. Pero cuando llegó a casa y fue a darle la muñeca a su hija, no la encontró, se le había perdido por el camino. Al día siguiente, el pastor volvió a encontrar la muñeca y se la entró en la manga atándola por los dos lados, pero la Virgen volvió a desaparecer.
La ermita la comenzaron a construir en otro lugar distinto a donde había aparecido la Virgen, pero lo que construían de día se derrumbaba de noche, porque la Virgen no quería allí su ermita. Entonces, cuando comenzaron a construir la ermita donde la Virgen quería, si construían un metro, al día siguiente se lo encontraban mucho más alto.

Peregrinación 2013: Ven con nosotros...

Domingo 7 de Abril de 2013. Salida a las 6:00 de la Plaza de España (Salvaleón). Llegada a las 18:00 Ermita de la Virgen de los Remedios (Fregenal de la Sierra)

Es una tradición de hace 50 años, que consiste en una peregrinación de Salvaleón a Fregenal de la Sierra (unos 45 kilómetros)

El pueblo de Salvaleón volverá a peregrinar, un año más, recorriendo los 45 kilómetros que le separan del santuario de la Virgen de los Remedios de Fregenal de la Sierra.

Se trata de una experiencia iniciada hace más de cincuenta años como ofrecimiento de algunos devotos a la Santísima Virgen de los Remedios. Una actividad muy arraigada en esta localidad, situada a 54 kilómetros suroeste de Badajoz, a la que se vienen sumando aficionados al senderismo.La experiencia suele desarrollarse, año tras año, el domingo siguiente al domingo de Resurrección. La salida, desde la plaza de España de Salvaleón, es las seis de la mañana, y el recorrido, a lo largo de hermosos parajes adehesados se desarrolla pasando por la localidad de Valuengo

La llegada al templo de devoción suele ser sobre las seis de la tarde, y el regreso a Salvaleón se producirá en vehículos particulares y en un autobús que pone a disposición de esta experiencia el Ayuntamiento de la localidad. La llegada a Salvaleón está prevista para las siete y media de la tarde.

Una ruta popular

Pese a la colaboración municipal, se trata de una ruta popular, promovida por aficionados y devotos que no está organizada por ninguna entidad pública ni privada, por lo que los peregrinos desarrollan el recorrido bajo su exclusiva responsabilidad en todo lo que concierne a preparativos, desarrollo y finalización de la ruta. El nivel de dificultad de la experiencia es alto y se requiere ropa y calzado adecuados, en un recorrido para el que los integrantes de la experiencia deben llevar agua y comida para doce horas.



Comentarios

Entradas populares