Otro año más la cita era esperada por muchos, la dehesa y el desarrollo rural como ejes centrales de esta feria de muestras. El tiempo acompañó durante los tres días y por supuesto muchas visitas de foráneos que atraídos no sólo por el puente de "todos los santos" sino también por esta feria que camina hacia los 20 años de antigüedad y por las actividades paralelas en torno al ciclismo y al senderismo. 
A destacar el gran ambiente generado durante estos tres días y su concurso internacional de cortadores de jamón, que junto con el  evento en general sirven de escaparate de nuestro pueblo. Como asignatura pendiente me gusraría resaltar la necesidad de volcar esfuerzos en afianzar aún más la identidad de esta Feria de Muestras: productos derivados del cerdo, artesania rural y turismo rural pueden ser las tres grandes patas en las que asentar este evento ubicado en un entorno maravilloso. 

No hay que darse por satisfechos, con una buena estrategia podemos llenar este tipo de eventos y proyectar a nivel regional el valor de Salvaleón, tan sólo hace falta creérselo.

José González Corrales

Comentarios

Entradas populares